EL ADJETIVO CALIFICATIVO


  • Es la categoría gramatical que usamos para nombrar cualidades o características de un sustantivo, por ejemplo: bueno, listo, gracioso, divertido…

  • Es, por tanto, variable, ya que admite morfemas de género y número para concordar con el sustantivo al que se refiere:
Ej. El niño listo/la niña lista/los niños listos/las niñas listas.
* Sin embargo, hay algunos adjetivos que no tienen un morfema de género diferenciado para femenino y masculino, aunque sí que admitan morfema de plural.
Ej. El niño libre/la niña libre/los niños libres.
  • A veces, el adjetivo se apocopa cuando va delante del nombre. La apócope es la pérdida de un sonido final de la palabra. Algunos ejemplos muy comunes son estos:
-Bueno, malo, santo+ sustantivo masc.sg. =buen, mal, san
Ej. Un hombre bueno/Un buen hombre
Un hombre malo/Un mal hombre
Antonio Santo/San Antonio
*Con santo hay excepciones: Santo Tomás, San Toribio, Santo Ángel, Santo Tomé y Santo Domingo.
- Grande+ cualquier nombre=gran
Ej. Una casa grande/una gran casa
  • El adjetivo, admite GRADO, es decir, la cualidad que representa, puede aparecer en mayor o menor cantidad. Tenemos tres tipos de grados:
a) Grado positivo: El adjetivo se expresa tal cual, sin graduar.
Ej. Chico serio.
b) Grado comparativo: La cualidad se expresa en comparación. Hay tres tipos:
1. Superioridad: Este novio es más serio que el anterior.
2. Igualdad: Mis alumnos son tan buenos como los tuyos.
3. Inferioridad: Mi madre es menos alta que mi hermano.
c) Superlativo: Es cuando una cualidad se expresa en grado máximo. Hay dos tipos:
1. Relativo: Esa cualidad en grado máximo sólo es válida dentro de un grupo:
Ej. Víctor es el más alto de 1ºD.
2. Absoluto: El sustantivo posee esa cualidad en grado máximo sin limitaciones.
Ej. Víctor es altísimo. (Víctor posee esta cualidad en cualquier contexto)

-COMPARATIVOS Y SUPERLATIVOS IRREGULARES:
Grado positivo Grado comparativo Grado superlativo
Bueno Mejor Óptimo
Malo Peor Pésimo
Grande Mayor Máximo
Pequeño Menor Mínimo
Alto Superior Supremo
Bajo Inferior Ínfimo
- SUPERLATIVOS CULTOS CON –ISIMO Y –ÉRRIMO
Amable: Amabilísimo
Amigo: Amicísimo (amiguísimo)
Antiguo: Antiquísimo Noble: Nobilísimo
Bueno: Bonísimo (buenísimo) Reciente: Recentísimo
Cierto: Certísimo (ciertísimo) Sagrado: Sacratísimo
Cruel: Crudelísimo Simple: Simplicísimo/simplísimo
Fiel: Fidelísimo Terrible: Terribilísimo
Frío: Frigidísimo (friísimo) Tierno: Ternísimo (tiernísimo)
Fuerte: Fortísimo (fuertísimo)
Meritorio: Meritísimo
Valiente: Valentísimo Acre: Acérrimo
Áspero: Aspérrimo (asperísimo) Libre: Libérrimo
Célebre: Celebérrimo Mísero: Misérrimo
Fértil: Ubérrimo Pobre: Paupérrimo (pobrísimo)
Pulcro: Pulquérrimo/pulcrísimo
TIPOS DE ADJETIVOS CALIFICATIVOS
1) Especificativos: Expresan una cualidad que limita semánticamente al sustantivo al que acompañan, es decir, que cuando usamos este tipo de adjetivos seleccionamos un individuo de entre todos los que podríamos expresar con ese nombre. Con un ejemplo se ve más claro:
Si yo le digo a mi madre “Dame el vestido”, mi madre puede interpretar que me refiero a cualquier objeto nombrado por la palabra vestido, pero si le digo “Dame el vestido azul”, mi madre sabrá qué vestido tiene que seleccionar, pues no todos responden a la característica de “azul”. Por tanto, con este adjetivo, hemos conseguido acotar el significado de vestido, hemos ESPECIFICADO qué vestido queremos.
2) Explicativos: Expresan una cualidad propia del sustantivo al que acompañan y que es inherente a él y, por tanto, no lo seleccionan semánticamente, sino que, simplemente, sirven para adornar el lenguaje, sobre todo en los textos literarios. Estos adjetivos se llaman también epítetos.
Ej. Si yo digo “Me gusta la nieve” y “me gusta la blanca nieve”, estoy diciendo exactamente lo mismo, ya que el adjetivo “blanca” no selecciona
un tipo de nieve en concreto (toda la nieve lo es)